sábado, 25 de diciembre de 2010

Humbug!

No sé cuantos años han pasado sin que realmente me agraade una navidad... hoy me sentí como siempre... fuera de lugar.... lo único feliz fue que en la tarde salté al mar. Pero eso ya se los dije... aunque bueno.. no fue del todo hermoso porque me lastimé mi pie derecho por patear una terrible piedra que no entiendo bien porque estaba ahí... juro que se movió hacia mi para atacarme...

YoSabina

1 comentario:

  1. Hay días en que hasta las piedras nos caen encima sin siquiera movernos.

    ResponderEliminar