domingo, 4 de diciembre de 2011

Un tanto confuso

Me voy a dormir con la sensación de haber trabajado mucho, y es un poco tonto porque estuve casi todo el día sin hacer nada, dormía y veía películas, pero a las 9 me desperté y me puse a trabajar. Ya casi termino mi ensayo final para Literatura Inglesa de los siglos XVII y XVIII, el trabajo lo estoy haciendo sobre la vanidad deseos humanos... osea, todo lo que deseamos es tonto porque aún si lo conseguimos no nos hará felices. No estoy de acuerdo con la idea de Johnson que dice que la felicidad la obtendremos a través de Dios, ustedes bien saben que no me he decidido aún acerca de ese tema: Dios.

Creo que la felicidad si se puede obtener, por medio de vanidades y cosas superfluas... o quizá cosas más profundas e importantes... sé que puedo ser feliz (en este momento lo soy) pero sé que hay altas y bajas... hace tiempo no me sentía tan bien. Debo admitir que en gran parte ha influenciado mi vida Colibrí. La felicidad, para mí, es más parecida a la idea del "Banquete"... estuve buscando mi otra mitad, esa parte de la cual me cortaron los dioses, ahora la tengo y sé que estoy completa. Si soy buena y lo cuido puede durarme toda la vida, si la cago, puede ser mi infierno.

YoSabina

P.D. Si alguien no entiende alguna cosa rara que Sabina Sabina haya puesto, siéntase libre de preguntarme, sé que llegaremos a algo.

2 comentarios:

  1. Lo tengo todo claro, para mi ahora lo que importa es que Colibrí y tu se amen y eso es lo que leo.

    ResponderEliminar